Fotobordado de la boda eslava de mi hermana

Os cuento como empieza el fotobordado de la boda eslava de mi hermana.

fotobordado de la boda eslava

Hace un año en pleno confinamiento bordé a toda la familia y todavía tengo bordados por compartir. En realidad el bordado no es directamente sobre la foto sino que imprimo la fotografía n papel o tela y en este caso  bordo el folio impreso.

Fui apartando en un sobre las fotografías que me parecía que quedarían bonitas bordadas o intervenidas y,  hace días me encontré dicho sobre y sentí unas ganas locas de retomar el bordado de fotografías.

Fotobordado de la «boda eslava» de mi hermana

Os explico: Kukas es mi hermana e Ian  mi cuñado. Ni son eslavos ni la boda fue por ningún rito eslavo. Se casaron hace mucho en Portugal. En Amarante, una ciudad preciosa y el lugar donde tuvo lugar la boda es de cuento. Fué en la quinta de mi tia Laura. Familia y amigos nos hemos desplazados de varios ciudades (una gran parte desde España) . Fue muy bonita, familiar  y acogedora. Lo de llamarle boda eslava, es producto de mi imaginación .  Me dejé llevar y el tocado de Kukas  y el chaleco de Ian me recordaron el folclore eslavo.

Cositas de la preparación y bordado de la foto

En la foto original (viejita y descolorida ya) como podéis ver no estaban solos. Oh tía Aida y tio Manuel perdón por el borrado :). Gracias Nina por adecentar la fotografía  para poder bordar y con magia  photoshopera  reconstruiste el escenario.

foto original de la boda
Foto original, viejita y con mucho encanto
Foto retocada y sin los tíos. Lista para imprimir y bordar

El vestido era bellísimo! Muy muy antiguo de tul bordado, vintage de los de verdad. Intenté bordarlo para que diera la impresión de transparencia, no sé si lo he conseguido, incluso bordé una blondita en el borde. El chaleco de Ian lo bordé de inspiración muy  Galiano. El tocado de mi hermana, que dió el nombre al fotobordado, a juego con el chaleco.

fotobordado de la boda

 

Me alegra mucho haber retomado el bordado de fotografías, le iré sisando horas de donde sea para no dejarlo. Bordar fotografías es también recordar esos momentos  y además contarles a mis hijos momentos de la boda y lo divertida y especial que fue. Y esto  es muy muy gratificante.

En un post de fotografías bordadas me dejaron este comentario «Intervenir fotografías me parece que es entrar a una realidad que se hace presente en el acto de bordar». Muy cierto!

Aquí puedes ver más bordados de fotografías

Y aquí cuando ya me lancé a imprimir en tela y bordar

¿Ya me sigues en Instagram?

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.