Chaqueta vaquera intervenida

Os enseño a chaqueta vaquera intervenida de Nina.

Para esta chaqueta vaquera intervenida, aproveché los puntos que aprendí en el curso de bordado de Adriana Torres- Miga de Pan.

Esta vez el bordado no fué para tapar rotitos, sino para tapar manchas que se resistían.

detalle del bordado de la chaqueta vaquera

Primero empecé por la espalda

Pimero centré su nombre Nina. Para bordarlo emplée los puntos del alfabético botánico que creó Adriana para el curso. Ciertamente tengo mucha suerte, porque el proyecto final del curso era bordar » Soy niña fuego», así que solamente tuve que substituir la «ñ» por la «n».

Después seguí con el  cuello

Ambos lados cuello los bordé también con puntos del alfabeto botánico, no es un dibujo calcado me dejé llevar y construí un dibujo para camuflar las manchas.

detalle del bordado del cuello vaquero

detalle del bordado de la chaqueta vaquera

¿Los puntos que más me gustan?

Me gustan mucho los punto tejidos sobre todo por la textura que se forma con el entramado de hilos de distinto grosor . Por otro lado, el punto de la N (esas hojitas y que se llama «pasado encontrado») me costó bastante, pero finalmente lo pude entender y en el bordado del cuello ya las tenía controladas y como resultado ahora es uno de mis favoritos!

Además resulta que tuve un ayudante de lujo. Sin duda su especialidad era controlar y enredar hilos.Todavía no os había presentado el nuevo integrante que llegó hace apenas un mes a la familia: se llama Oreo y es un gatito persa.

No os creáis la carita de  «yo no fui» de Oreo porque es un trasto, pero es un trasto adorable !

También quiero enseñaros otros proyectos de ropa vaquera intervenida.

Mi camisa vaquera, casi transparente de tan viejita que está. Primero le quité las mangas, y luego  bordé la parte de los hombros.

Las otras fotos son de un chaleco que le bordé a Ilse. Florecillas y hojitas tejidas y con un detalle de complicidad gatuna en interior.

Ambas son de hace un par de años, pero se quedaron sin compartir y ahora aprovecho para hacerlo.

Mi camisa vaquera, casi transparente de tan viejita que está. Primero le quité las mangas, y luego  bordé la parte de los hombros.

Las otras fotos son de un chaleco que le bordé a Ilse. Florecillas y hojitas tejidas y con un detalle de complicidad gatuna en interior.

Espero que te haya gustado y sobre todo te animo a darle una segunda vida a vuestra ropa favorita.

Además te comento que acepto encargos y por supuesto estaré encantada de bordar tu camisa o chaqueta vaquera de la que no te quieres separar. Contacta conmigo y hablamos!

En la misma línea os enseño otra  camisa vaquera bordada, esta vez con los space invaders camuflaron los codos rotos aquí

Finalmente y muy importante, te recomiendo muchísimo el curso de «Introducción al bordado de relieve» de Adriana Torres (Miga de Pan) en Domestika, tanto por lo divertido y original como porque Adriana es una fantástica profesora. Estoy muy agradecida con estos nuevos conocimientos del bordado

Síguenos en Instagram para no perderte nada!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.