Disfrutar los momentos

Viaje express a Madrid, el cual aprovecho para realizar unas compras y disfrutar los momentos que surgen inesperadamente. Llego a las 11:20  de la mañana a la estación de Atocha. Decido hacer el trayecto caminando. Mientras camino siempre mirando para arriba, y con cuidado de no tropezarme voy sacando fotos.

La mañana está espléndida y mi maletita liviana… de momento, claro!

Voy mirando hacia arriba, me gusta observar las fachadas y las ventanas de los edificios.

Primera parada: Ribes & Casals. Aunque muchas de las telas que utilizo las compro en Alicante, hay cosas que solo las encuentro aquí.

Al llegar a la parroquia San Sebastián giro en dirección de la plaza del Angel.

Y me encuentro con esto:

«No dejes nunca de Soñar«

«Hay gente extraordinaria que pone color en nuestra vida»

Sigo mi camino por la Plaza del Ángel.

«España cañi»

Y aquí es donde hago parada, tiembla tarjeta!!!!!

Podría pasar horas en esta tienda! Y me atendieron de maravilla 🙂

Camino hasta Sol para coger la línea 10, y mientras disfruto del viaje 🙂 50 minutos después el paisaje cambia totalmente!

Es otro mundo, yo le llamo la república independientes de las Tablas 🙂

Son casi las 14:30, mis pies echan humo, mi maleta pesa bastante más, me muero por una cervecilla, por ver la familia y por comerlos a besos a los piratillas.

Fin del trayecto, ahora a divertirse!

Ah! y en breve veréis lo que va saliendo de estas adquisiciones.
Gracias por leerme ♥

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.